11 maneras en que la gente exitosa trata a quienes no les caen bien

exitosa

1. Acepte que no va a gustar a todo el mundo.

La verdad es que no vamos a gustar a todos los que nos encontramos. El primer paso al tratar con un individuo está en aceptar que no va a llevarse bien con todo el mundo, y eso es aceptable. Pero todos tenemos que encontrar alguna manera de llevarnos bien y trabajar con los demás. Reconocer que choca con alguien, sin juzgar quién lo hace bien o mal, puede eliminar las emociones fuertes que a menudo acompañan a las relaciones difíciles.

2. Manténgase alerta con sus emociones.

Tratar con alguien que con quien hay mala relación puede tener un efecto negativo en tus propias emociones. Una persona tóxica puede volverte loco. . . Pero sólo si lo deja. Recuerde, sólo usted tiene poder sobre su estado emocional. No permita que una persona negativa o tóxica influya en su estado de ánimo.

3. Elegir el tacto frente al temperamento.

Aprenda a cultivar una cara diplomática de póquer – esto es clave en el aprendizaje para tratar a todas las personas con cortesía. No significa que tenga que estar de acuerdo con alguien que no le gusta o sumarse a lo que dice. Sólo necesita mantener un nivel consistente de decoro al interactuar con ellos. Sea suave con la persona, pero firme en el tema.

4. No lo tome como algo personal.

A menudo la gente hace lo que hace por sí misma, no por usted. Trate de ampliar su perspectiva sobre la situación. Una visión más amplia a menudo puede reducir el malentendido. También puede ser proactivo cuando se trata de alguien que sabe que puede provocar. Piense en múltiples maneras de reaccionar con calma y decisión. Tenga una imagen clara en su mente de cómo va a responder. Esto puede ayudarle a evitar un efecto de ping-pong, en el que reaccione exageradamente y le paguen con la misma moneda.

5. Elevarse por encima de lo irracional.

Es fácil reaccionar emocionalmente a una persona tóxica, especialmente si su comportamiento parece ridículo y frustrante. Pero, si usted se inclina a su nivel y se envuelve en disputas, también puede ser etiquetado como alguien tóxico. No deje que sus emociones nublen su mejor Yo; recuerde que es más efectivo centrarse en los hechos y respuestas racionales. Señale problemas específicos si es necesario, pero hágalo diplomáticamente.

6. Exprese con tranquilidad sus sentimientos.

A menudo, es la forma en que nos comunicamos la que conduce a problemas más grandes. Si el comportamiento de alguien y el estilo de la comunicarse le molestan, puede ser hora de tener una charla honesta sobre cómo se siente. La clave es hacerlo con calma y de una manera no conflictiva, pero asertiva. Sea tan específico como sea posible al decirle a alguien qué conductas le molestan y qué le gustaría que hicieran para corregir el problema. Y, una vez se haya expresado, esté abierto a escuchar a su contraparte.

7. Escoja sus batallas.

No todas las cosas valen su tiempo y atención. A veces tratar con una persona nociva es como razonar con un niño en una rabieta: simplemente no merecen su energía o compromiso. Pregúntese si realmente quiere quedar atrapado en una prolongada disputa sobre un tema que puede obviar. ¿El beneficio final vale la pena? ¿Tiene más que perder que ganar?

8. Dése espacio.

¿No sería agradable ser capaz de poner algún tipo de retención que mantenga a un compañero de trabajo sépticnocivo a raya? Una barrera física no es posible, pero todavía puede establecer límites y decidir cuándo y cómo interactuar con otros limitando el tiempo pasa con ellos. Dése espacio y así no se sentirá abrumado. Se trata de desconectarse de ellos emocionalmente, y separarse físicamente de situaciones que usted sabe que probablemente darán lugar a interacciones negativas.

9. Forjar un sistema de apoyo.

No vaya solo a la batalla, busquen gente que le apoye. Intentar enfrentarse a una persona difícil o una relación conflictiva por su propia cuenta probablemente sea contraproducente, porque es difícil ganar perspectiva cuando se siente atrincherado. Encuentre personas fiables, de ideas afines que le ayudarán a sentirse apoyado y menos solo. Pueden aportar objetividad a la situación y ayudar a crear ideas para tratar con una persona difícil.

10. Equalizar el poder en cómo se comunica.

Si alguien está constantemente pinchándole y enfocándose en sus defectos, puede igualar la dinámica de la energía aplicando presión sobre ellos para manejar su difícil comportamiento, en lugar de reaccionar a la defensiva cuando alguien es demasiado insidioso o agresivo. Esto sólo les dará más poder. La mejor manera de neutralizar su influencia es comenzar a hacer preguntas constructivas y de sondeo.

11. Eres el amo de tu propia felicidad.

Nunca permita que una persona tóxica limite su alegría o controle la fuente de su auto-satisfacción. No deje que los comentarios desagradables o la ansiedad le anulen ni deje que la opinión de alguien oscurezca su día. Dejar de mirar a los demás para reconocer sus logros o sus defectos, en su lugar, céntrate en ti y en tus propias metas.