5 maneras de atraer a tus primeros clientes

12-estrategias-para-que-el-cliente-regreseCuando abrimos un negocio lo más normal es que estemos ansiosos porque comiencen a llegar los primeros clientes, los más importantes ya que pueden marcar el devenir de nuestra empresa. El “boca a boca” funciona una vez la han conocido las primeras personas, ya sea para bien o para mal, pero para eso primero tenemos que atraer a los que “inaugurarán” nuestra empresa y dejarlos lo más satisfechos posible.
 1. Haz una pequeña inauguración

Con una pequeña inauguración sin demasiada ostentación conseguirás que los primeros clientes se acerquen a conocer tu empresa. No hace falta invertir muchísimo dinero para que sea un éxito. Además invita a personas que ya conoces (familiares, amigos…) para que a su vez se lo comenten a más gente. Invita a que prueben tus productos o muestra tus servicios en una pequeña presentación.

2. Coméntaselo a tus conocidos
Todas las personas que conoces deben saber que vas a abrir una nueva empresa, y deben estar ahí para apoyarte. Que no falte nadie ni en la inauguración ni en el día a día ayudándote a promocionarla entre sus conocidos. La mejor publicidad es un buen “boca a boca”.

3. Compártelo en las redes sociales
Si no tienes una web de tu negocio y un perfil en las redes sociales más frecuentadas, no existes. Antes de abrir, ya tienes que tener un posicionamiento definido en la red promocionando tu negocio y dándolo a conocer. Invita al evento de inauguración, haz promociones de apertura para atraer a los clientes… cualquier cosa es buena con tal de que la gente se quede con el nombre de tu empresa y las maravillas que vas a ofertar.

4. Deja claras las características de tu empresa
Siempre tienes que dejar patente a qué se dedica tu nuevo negocio. Qué ofreces, con qué calidad, a qué tipo de público te estás dirigiendo, dónde está ubicada tu empresa… que todo el mundo sepa perfectamente dónde o a quién tiene que dirigirse si necesita de tus productos o servicios.

5. Ofrece productos / servicios siempre de calidad
Los clientes son cada vez más exigentes. En un mercado donde casi todo vale y la competencia es brutal, tienes que distinguirte por ofrecer productos o servicios de la mejor calidad posible.

Fuente: forbes.es