ESTOS ERRORES DE MARKETING TE ALEJAN DE VENDER

20171003204911-venderRevisa y asegúrate de no estar cometiendo alguno de estos errores que afectan directamente la supervivencia de tu negocio.

Por: Entrepreneur

¿No recibes suficientes solicitudes preguntando por tu servicio? ¿Los posibles clientes que te llegan no están convencidos de que seas su mejor opción? Si respondiste a una de estas preguntas con un “sí”, es hora de que te replantees si estás haciendo marketing efectivo.

Para que tu negocio funcione y logres una entrada constante de posibles clientes, es fundamental hacer marketing, apoyándote con publicidad, dentro de tu proceso de venta.

Implementar marketing, no es más que una serie de acciones estratégicamente pensadas, dependiendo de los objetivos que te marques, a corto, medio o largo plazo.

Su función es comunicar el valor de tu producto o servicio, frente a un público definido que estará más dispuesto a comprar lo que ofreces.

Para que tu marketing sea efectivo, deberá ser pensado e implementado con el objetivo de crear confianza y deseo, mayormente enfocado en atraer clientes y no en intentar vender directamente.

Para que te vuelvas un imán de personas que deseen trabajar contigo o que pidan tu producto, evita estos 5 errores que te alejan de vender:

1. No tener claro a quién ayuda

Tu cliente no es todo el mundo.

Tampoco es aquel que sólo por tener los recursos para pagarte se puede beneficiar de lo que vendes. Es altamente recomendable especializarte y definir a tu cliente ideal, que no es más que la persona con la que te encantaría trabajar porque es a la que puedes servir mejor.

Tener claro a quienes ayudas, te permite crear un mejor servicio o producto enfocado en satisfacer las necesidades o resolver los problemas de ese tipo de cliente en específico. Dirigirte a un tipo de cliente en especial, te ayuda a diferenciarte de la competencia, porque pasas a ser un generalista a un especialista, que conocerá al dedillo los dolores o anhelos de su posible cliente.

No es lo mismo ser una fitness coach que ayuda a las mujeres a recuperar la figura después del embarazo, que ser sólo una fitness coach. La primera conocerá mucho mejor a su nicho (grupo específico de personas o asunto en concreto): sus miedos, retos, necesidades y su marketing irá directo al punto.

2. No tener claridad de qué solucionas o ayudas a conseguir

Detrás de un producto o servicio existen motivadores, y son las razones por las que tendemos a comprar. En realidad, lo que tus clientes buscan es algo que va más allá de lo que ofreces. Lo que vendes sólo es un vehículo o herramienta para conseguir un objetivo o sentirse de una manera determinada.

Veamos con algunos ejemplos:

Cuando alguien, en lugar de montar por sí mismo su web contrata a un diseñador, compra tiempo, cuando contratan a una decoradora, compran belleza, status, incluso, tiempo. Un seguro de auto, no es sólo un seguro, compran tranquilidad. Cuando una mujer compra un programa para bajar de peso, al final lo hace porque busca autoestima y belleza para conseguir un fin último, el amor. Quien compra comida orgánica compra salud.

Es importante tomarte el tiempo para analizar qué ofreces más allá de lo tangible o descriptivo para que puedas hablarle a tu cliente con un mensaje que le resuene.

¿Tu servicio o producto a qué motivador está vinculado?

3. No conocer realmente lo que tus clientes necesitan

Para crear un servicio o producto por el que realmente tu cliente esté dispuesto a pagar, deberás estar constantemente investigando, escuchando y evitando suposiciones. Realiza encuestas a tus clientes potenciales y averigua de primera mano qué necesitan.

Puedes dar un regalo o descuento a cambio de la información. Utiliza herramientas como Typeform o Google Forms para crearlas. Funciona también si preguntas a tus clientes actuales, qué es lo que más valoraron de tu servicio o producto y si creen que hay algún aspecto que podrías mejorar o añadir para que el proceso, la experiencia o el resultado sea mejor.

Tal y como dice el gurú del Marketing, Seth Godin:

“No encuentres clientes para tus productos, encuentra productos para tus clientes”.

4. No comunicar correctamente la solución que aportas para conectar con tu cliente

Una de 5 las razones, por las que los emprendedores y las pequeñas empresas fracasan, de acuerdo con Forbes, es porque no saben comunicar efectivamente el valor de lo que ofrecen.

Al no definir los puntos mencionados anteriormente, resulta difícil crear un mensaje que apele directamente a tu posible cliente, que lo haga pasar a la acción y lo acerque a comprar.

El error está en comunicar lo que ofreces, centrándote únicamente en características, cuando lo importante es destacar beneficios y resultados.

Es fundamental llegar a sus emociones para lograr conexión y empatía. A tus posibles clientes debes hablarles de ellos para ellos, utilizando sus mismas palabras,

para que se sientan identificados y te vean como su mejor solución. Tu servicio o producto puede ser magnífico, pero si no sabes cómo comunicar su valor,

tendrás problemas para venderlo.

5. No ser constante, paciente ni proactivo

Implementar marketing efectivo no se limita a una sola acción, debes marcarte un plan con objetivos e implementar las tácticas que te encaminen a conseguirlo.

Mientras tu emprendimiento, negocio o empresa exista, tendrás que preocuparte por tu marketing y estar constantemente ahondando en cómo puedes mejorarlo.

Cuando las ventas van mal, te recomiendo que te preguntes, en qué podrías estar fallando o qué podrías mejorar, basándote en los cinco puntos anteriores. Son una especie de ruta, de las claves en las que debes fijarte para que atraigas más clientes y vendas mejor.

Ahora es tu momento ¿En cuál crees que estás fallando?

Fuente: http://www.revistasumma.com